La Gaceta de Chicoloapan

El Portal de Chicoloapan es Cultura, Sociedad y Noticias.

Entre el oficio y el desmadre XXIII

“Los mexicanos nacen donde se les da su chingada gana”: Chavela Vargas.

La propuesta del nuevo gobierno para dirigir el Fondo de Cultura Económica apunta hacia Paco Ignacio Taibo II, periodista, escritor y, sobre todo, impulsor de la lectura en un país de incultos.

Leer más...

Entre el oficio y el desmadre / XXII

“Empecé a leerla sin muchas ganas. Luego vi que se trataba de una tía que se pasaba la vida perseguida y escapándose. Y me enganchó: Antonio Ugal Cuenca.

Nunca conocí a alguna mujer como Tania Varela, cuya hermosura juvenil viró a una hermosura fantasmal.

Leer más...

Entre el oficio y el desmadre / XXI

Hoy ‘el Vaquilla’, su madre y sus hermanos están enterrados en un pequeño panteón de Gerona. Todos simbolizan a la “generación perdida de la heroína”. Al ‘Vaquilla’ su adicción le hizo contraer el sida y fallecer de cirrosis en Badalona (a la que cantó Joan Manuel Serrat) a la increíble edad de 42 años.

Leer más...

Entre el Oficio y el Desmadre XX

Unos mis amigos Gustavo y Pepe (a quienes apodábamos ‘gus-trago’ y ‘pepe-yote’), me recuerdan a Juan José Moreno Cuenca, ‘El Vaquilla’, un paria nacido en el barrio de ‘La Mina’, Barcelona.

Y él me recuerda a mis camaradas.

Leer más...

Entre el oficio y el desmadre / XIX

“Siempre que me divierto, espero la catástrofe”: Carlos Velázquez.

El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) descubrió el hilo negro: hay narcomenudistas en la Ciudad Universitaria.

Ay mamá…

La presencia de los ‘malosos’, dijo, “es un problema de meses”.

Leer más...

Entre el oficio y el desmadre XVIII

“Las personas libres no se preguntan qué va a suceder, sino qué voy a hacer”: Fernando Savater.

Buenas noches. Bienvenidos a la pesadilla del año 5125 maya.

Es hora de detener los relojes. Morir en el hogar de los muertos.

Vendrá la Muerte y tendrá tus letras.

Leer más...

Entre el oficio y el desmadre / XVII

Hoy he leído una verdadera frase de artista: “Tengo la paciencia de un buey”: Vincent Van Gogh.

I

La imagen que acompaña a esta entrega revive el clásico estereotipo del mexicano: el sombrerudo dormido a la sombra de un cactus, cobijado con un sarape.

Pero a este mexicano no lo agobia el alcohol, o la miseria, o el hambre.

Leer más...

Entre el oficio y el desmadre XVI

“Las destrezas informativas son mentales, no mecánicas”: Ben Bagdikian.

Ya no hay locos. Todo mundo está cuerdo. Tremendamente cuerdo.

Así cantaba el visionario, refugiado español, León Felipe.

Enmedio de tanto cuerdo, aún hay necios -según leo- que tienen en circulación algo así como cincuenta publicaciones independientes “que sobreviven en un panorama editorial controlado por las grandes empresas”.

Leer más...

Entre el Oficio y el Desmadre XV

“Espero a la muerte con alegría. Espero no regresar jamás”: Frida Kahlo.

No recuerdo a quién le leí o escuché que “a partir de los 40 lo más difícil es vivir con uno mismo”.

Esta sentencia me parece, digamos, una verdad científica.

Pero uno de mis escritores favoritos, Arthur Rimbaud, rompió con ese axioma, pues mucho antes de esa edad -a la que nunca llegó- padeció eso que llaman “la insoportable levedad del ser”. Desde muy chaval (1854).

Leer más...

Entre el oficio y el desmadre XIV

“She wrote a long letter / on short pieces of paper”: Tom Petty.

Del periodista Juan Villoro no he leído ni un libro. Sí su columna semanal.

Este cronista cuenta una anécdota con la que me identifico: “Cuando Jorge Ibargüengoitia llegó al Excélsior de Julio Scherer, éste, con la capacidad que tenía de fraguar destinos periodísticos, le dijo: ‘… te he invitado aquí porque no eres un articulista político, ni económico, ni un ensayista literario’.

Leer más...

Entre el Oficio y el desmadre XIII

“La noticia es una. La diferencia está en quién arma el rompecabezas”: Javier Solórzano Zínzer.

Como ustedes se habrán enterado, la niña Frida Sofía se comunicó con un rescatista desde dentro de las ruinas del Colegio ‘Enrique Rébsamen’, colapsado en Coapa, Ciudad de México. Al final, la noticia fue que Frida Sofía “no existe”.

Cierto, no había padres de familia reclamando a la niña.

Cierto, hasta la prensa extranjera se mofó de la supuesta niña Frida Sofía. De 7 años de edad, primero, de 12 lueguito.

Frida Sofía habría dicho al rescatista -quien nunca la vio- que había cuatro niños más “sepultados” (ojo) con ella. “Sepultados”.

Leer más...

Gracias por compartir ésta página!

Descargar Gaceta de Chicoloapan

Suscribase al Boletín

Nos gustaría mucho que aceptara nuestra invitación.